Prospera_Dora sin ningún mérito

César Trujillo/Código Nucú.- Sasil Dora Luz de León Villard, diputada federal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), ha pedido licencia para ocupar el cargo de delegada de Prospera en Chiapas. Es decir, a la mujer que convirtió a la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres (Sedem) en un organismo inoperante (que sigue manoseando su hermana Itzel) le han dado la encomienda de manejar el programa federal que ha servido a muchos políticos para condicionar el voto y asegurar el apoyo incondicional.

Con la envestidura en Prospera de Sasil de León y el acomodo del otro diputado federal, Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, también del Partido Verde como Delegado de Sedesol en Chiapas (de quien hablaremos la siguiente entrega), se empiezan a mover las piezas para el próximo fraude electoral y el condicionamiento del voto a los que menos tienen. Dicho está.

Ahora bien, ¿qué méritos tiene la legisladora para estar en dicho puesto? La respuesta es ninguno. Por ejemplo, desde su arribo a la curul en aquel descocado fraude del PVEM en el 2015 (donde estuvo coludido con el IEPC) hasta la fecha, la diputada con licencia De León Villard ha propuesto tan sólo seis iniciativas: tres están en el estatus de pendientes, una ha sido aprobada y dos fueron retiradas.

Sí, la misma Sasil fue quien retiró el proyecto de decreto que reformaba el artículo 22 de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres el 29 de marzo del 2016, 28 días después de haberla presentado.

Lo mismo pasó con la iniciativa que retiró sobre el proyecto de decreto que adicionaba un artículo 28 Bis a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, misma que buscaba conceder licencia de paternidad de diez días hábiles laborales, con goce de sueldo, a los hombres con motivo del nacimiento de sus hijos o por la adopción de un infante, y que fue presentada el 15 de marzo del 2016 y retirada el 14 de septiembre del mismo año.

Fuera de ello, su trabajo se reduce a ser adherente en 10 iniciativas y suscribiente en 266. Es decir, que por cobrar 148 mil 558 pesos mensuales, libres de impuestos, apenas pudo presentar seis iniciativas en 22 meses de trabajo que le representaron la módica suma de 3 millones 268 mil 276 pesos a su cuenta personal por calentar la curul.

Ahora, tras su incipiente paso en la Cámara Baja del Congreso de la Unión, a la hija de Óscar de León, aquel que llegó como líder porril en el sexenio de Julio César Ruiz Ferro, apadrinado por el ahora presidente nacional de Movimiento Ciudadano, el famoso Dante Delgado, la premian sin tener mérito alguno y la acomodan en un puesto donde, seguramente, va a lucrar con la necesidad de los más necesitados.

¿Qué tendrá en sus manos para fiscalizar Sasil de ahora en adelante? Nada más y nada menos que el control de las encuestas para conocer el nivel socioeconómico de las familias que quieran acceder al programa, las becas para los jóvenes, pero sobre todo el control del padrón de las beneficiarias a las que van a meter a raya.

Sasil ha sido acomodada en Prospera porque demostró, en su desastroso paso por la Sedem, que puede convertir una dependencia en una caja chica y que no le importa pasar por sobre los derechos de las mujeres con tal de lograr su cometido. Esa maestría la ha valido hoy tener la comisión de controlar los programas y hacer que ese padrón de personas de bajos recursos de capitalice en votos para el desfondado partido del tucán.

No cabe duda que el descaro de los movimientos de la cúpula del poder es ingente. No les importa la crítica ni los señalamientos que se les haga. Menos aún, parece afectarles, que la estrecha línea que existía de credibilidad en la política se haya roto desde hace mucho. La consigna, entonces, parece clara: seguir manteniendo en puestos privilegiados, dándoles línea para el siguiente encargo, a los júnior hijos de las familias más empoderadas en el sexenio del gobernador Manuel Velasco Coello.

Para quienes no sepan, recordemos que el día 5 de septiembre del 2014 el programa  Oportunidades mutó al programa Prospera, mismo que coordina la oferta institucional de programas y acciones de política social, o lo que es lo mismo: el asistencialismo que tiene a nuestro país sumido en la pobreza y pobreza extrema.

Manjar

Mucho se ha ponderado del liderazgo de José Antonio Aguilar Bodegas, secretario del Campo, para subsanar conflictos añejos que mantenían un distanciamiento entre el Gobierno del Estado y algunas zonas de la entidad como Venustiano Carranza. Hace unos días, la Casa del Pueblo denunció el incumplimiento de la Secam en la entrega del fertilizante “prometido”. Los acuerdos, al parecer, de parte del buen Josean, fueron sólo con falsas promesas mientras el góber llegaba por la foto. Ni hablar. Lástima que quienes paguen por esos errores y las simulaciones sean los chiapanecos. #Andaenbuscadehueso // La recomendación de hoy es Resistir Insistencias sobre el presente poético de Eduardo Milán y el disco Infame de Babasónicos. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.