Planteamientos erróneos/Código Nucú

Por: César Trujillo

Algunos mensajes causaron alboroto y buscaron mostrar una supuesta confrontación entre el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Julián Nazar, y el senador Roberto Albores Gleason. Buscaron mostrar un descontento que, si existiera, no serían tan ilusos como para dejarlo al descubierto en un mensaje mal elaborado y cargado de errores como el que llegó por WhatsApp y Facebook.

Trataron, pienso yo, de exhibir una ruptura que no existe entre ambos (la llegada de Nazar no fue obra de casualidades, por ejemplo). Sin necesidad de ser priista se pudo palpar, en la estructura del desmejorado texto, la intencionalidad que perseguía el autor (o autores) y que no alcanzó el fin último dejando, creo, un mal sabor de boca a los operadores a los que les falló, por mucho, el objetivo.

De inmediato, el texto (con varios errores como el de atribuir que el Consejo de Vigilancia del tricolor de inmediato, al recibir la denuncia, echó a andar a la PGR) fue desmentido por el propio portal NotiPrensa (a quien le querían cargar el muertito). Y, como un punto aparte, el día de ayer hizo lo propio Julián Nazar (quizá ni era necesario el deslinde por lo intrascendental, pero lo hizo).

Fue el exsecretario del Campo quien, en una entrevista que le hiciera el portal Interfax Prensa, puso sabor al asunto al señalar que “todo se trata del temor que existe de algunos, al interior del propio PRI, por el posicionamiento que tiene Albores” (palabras más, palabras menos, pero el elotazo fue ese). Si les quedaba alguna duda de la forma en cómo son las cosas, pues la respuesta del legislador es la requerida para limpiarlas.

Lo cierto es que esa intentona por mostrar que hay tiro en la casa del boxeo nomás no dio el resultado esperado. Quizá el autor de tan nimio textículo pensó que haría que las tropas de troles se levantaran en armas, elevaran las voces al unísono y se tiraran al ruedo a darse con todo. Pensó en un final diferente, pero en su historia el clímax no tuvo la fuerza requerida.

Quiero pensar que fue planeado todo bajo la máxima del “divide y vencerás”, pero su planteamiento, entonces, fue erróneo y el giro fue otro. Empero, la estrategia siguió buscando sembrar un poco de ira entre las nubes. Es decir, elaboraron otro textículo, un poco más holgado, en donde ahora el criticado y sindicado era José Antonio Aguilar Bodegas, el secretario del Campo (aún nadie dice nada).

No me queda claro de dónde vengan las cargadas, porque para eso se requiere tener los pelos de la mula en las manos y no los tengo (aún). Digo, los Judas pueden estar en el mismo círculo de aliados y uno no termina de encontrarlos, podrían ser los mismos que palmean espaldas y hasta ofrecen el café. Al menos, en política, eso nos ha enseñado la historia.

Lo que sí es más que claro es que el jaloneo quieren seguirlo manteniendo desde la arista que se pueda. Pretenden seguir con su objetivo que, al parecer, es quitar de la jugada al senador del PRI y quien, muchos periodistas, dan como el alfil a la gubernatura por los rojos de corazón. Pero se olvidan de algo que es histórico: el PRI puede desgreñarse durante cierto tiempo, pero al entrar a las campañas ha demostrado saber operar y caminar al unísono los mismos senderos (no estoy diciendo que sean un dechado de virtud, aclaro, pero saben a qué juegan).

No sólo se están equivocando quienes quieren seguir con el estira y afloje, invierten tiempo desgastándose ellos y se olvidan de que todo, más allá de los pellizcos y arañazos, parten del principio cupular. No importa qué digan o hagan otros, si los intereses y los acuerdos son los requeridos, las cosas se cuadrarán de formas que muchos ni imaginamos.

Manjar

Desde estas líneas mando mi sincera felicitación a dos de mis grandes amigos que están como finalistas en el Certamen de Poesía Hispanoamericana “Festival de la Lira” (Ecuador): los poetas Balam Rodrigo y Manuel Iris, hermanos y maestros. Esperemos que el premio quede en territorio mexicano y pronto estemos coreando, abrazados, como lo hacen aquellos que ganan la copa del mundo. #CruzandoLosdedos // La recomendación de hoy es La casa pierde de Juan Villoro y el disco A Man and The Blues de Buddy Guy. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.