Fernando Castellanos y sus mensajes subliminales

Luego de un viaje de placer a Canadá, el presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, Fernando Castellanos Cal y Mayor, regresó con las pilas bien cargadas y con toda la “inspiración” para partir la tradicional rosca de reyes con gran parte de su gabinete, ocasión que aprovechó para soltar dos que tres mensajes subliminales.

Aunque en diferentes ocasiones ha tratado de salir por la tangente, el mandatario municipal no ha podido negar que su estancia al frente de la comuna tuxtleca ya tiene un tiempo de caducidad, es así que a los funcionarios más cercanos a él les externa mensajes en los que da a entender que aún no sabe qué circunstancias le deparan los tiempos (electorales, probablemente).

Hay que recordar que el próximo 1 de Julio Chiapas será escenario de un proceso electoral en el que la población habrá de elegir al próximo gobernador del estado, a los diputados locales y presidentes municipales; en el ámbito federal, al sucesor de Enrique Peña Nieto y a quienes integrarán la Cámara alta y baja del Congreso de la Unión.

Hasta el momento, Castellanos Cal y Mayor, ha sido perfilado como uno de los alfiles del gobernador Manuel Velasco Coello para ocupar su lugar a partir de este año, incluso, se desplegó una estrategia para promocionar su imagen en diferentes municipios de esta entidad sureña.

Se dice que al interior del ayuntamiento capitalino, el “verde ecologista” ha solicitado a sus funcionarios y al personal operativo poner todo de su parte para cerrar una administración lo más transparente posible, principalmente por el escrutinio público de la que se ha vuelto objeto su administración gracias a las redes sociales.

Aunque el mandatario municipal ha solicitado a todo su personal concluir con éxito la administración que iniciaron juntos en 2015, él no se toma en cuenta dentro de esos planes, razón por la que suele hablar “con letras chiquitas”.

Aunque durante su estancia en la principal silla del palacio municipal ha tratado de poner los reflectores en algunas de las acciones que ha realizó durante su gestión, Fernando Castellanos Cal y Mayor se puso todo en contra desde la campaña que emprendió para ocupar la presidencia, sí, porque al hablar de la “Capital que Inspira” es obligado tocar el tema de la calle diaria que prometió pavimentar o reparar, es obligatorio hablar de la promesa de sacar a la empresa Proactiva de la ciudad, también de la búsqueda de justicia para llevar a Yassir Vázquez y a Samuel Toledo a la cárcel, por el endeudamiento de la capital.

Hablar de Fernando Castellanos Cal y Mayor es hablar de un joven político acostumbrado a culpar “a las administraciones pasadas” por los problemas de la ciudad antes de ofrecer propuestas para solucionar los problemas heredados a su gobierno.

Tuxtla Gutiérrez es hasta hoy la ciudad más endeudada del estado de Chiapas, es una ciudad con las calles hechas pedazos y los drenajes colapsados; una ciudad donde existen problemas ambientales, económicos y también una ciudad insegura, donde bien puedes fallecer en la reparación del estacionamiento subterráneo del primer cuadro o bien asesinado afuera de una tienda de autoservicio.