El efecto Kumamoto

César Trujillo/Código Nucú.- Ayer, el diputado independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto, presentó su registro para buscar un escaño en el Senado de la República en los comicios del 2018 por la vía independiente. Para que su candidatura sea oficial debe reunir, nada más y nada menos, 115 mil firmas en un lapso de 90 días. Es decir: unas mil 278 firmas diarias. Junto a él, tres aspirantes a diputados federales independientes, afiliados a #VamosAReemplazarlesAC, buscarán un cambio que podría mostrar que otra forma de hacer política sí es posible.

Si el registro del legislador independiente de Jalisco se concreta, a partir del 11 de octubre (en 6 días) podrá comenzar con el proceso de recolección de firmas buscando ser el primer senador que llegue a la Cámara Alta sin contar con el apoyo de ninguna plataforma política de las que pululan en nuestro país, y sin necesitar el aval de algún político que lo mantenga con el puño elevado.

Imposible olvidar que la popularidad de Kumamoto no sólo se dio con lograr tener una curul en el Congreso de Jalisco sin los clásicos apadrinamientos, sino que el 28 de agosto pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló la llamada ley #SinVotoNoHayDinero que fuese impulsada por Pedro Kumamoto, misma que no causó mucha gracia entre las cúpulas del poder, pues redujo el financiamiento público a partidos políticos en su estado. Aunque John Ackerman afirma que su triunfo no es lo que parece, pues invita al abstencionismo para “castigar” a los institutos que no han hecho nada por México (cuestión de perspectivas; no concuerdo).

Así, ante un panorama desolador donde el descrédito de las instituciones ha sobrepasado cualquier expectativa, donde el binomio corrupción-impunidad ha trastocado todo y la rapacidad de la clase política se ha manifestado de una forma cínica y frívola, donde el abstencionismo ha sido provocado por los mismo partidos en el poder, el camino que traza Pedro Kumamoto parece ser un halo de esperanza que nos muestra que en un resquicio de esta podredumbre, la esperanza puede emerger  y convertirse en una bola de nieve que puede mover todo.

¿Qué esperar de los partidos políticos en la actualidad ante los amasiatos que han forjado destruyendo todo indicio ideológico?, ¿cómo apostarle a las instituciones que protegen los intereses particulares de algunos en una era de futilidad e ignominia? Aunque parezca una broma de mal gusto, algunos partidos se han convertido en negocios familiares y han denigrado el quehacer político, sepultando la posibilidad de dar voz y poder a las masas. Veamos el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas, por poner un ejemplo. Recordemos el fraude del 2015 que abanderaron y que exhibió la ingobernabilidad que ya imperaba en la entidad.

Por eso, debemos de seguir de cerca el camino que está trazando Pedro Kumamoto aunque muchos no estén de acuerdo. Un camino que parece ser el de la aguja de la brújula que estaba sin orientación, dando vueltas sin un eje y que podría ser el principio de un cambio que lleve a los jóvenes a salir a pelear por su patria, a buscar dar voz a quienes no la tienen. Jóvenes que no sean abortados por la juniorcracia, que no sean herencia de apellidos o amistades, sino que, aparte de estar preparados académicamente, muestren que México sí puede tener un futuro diferente.

Kumamoto ha mostrado una forma de hacer política que dista mucho de los acuerdos unilaterales que realizan algunos. Trae sus pactos, me han dicho. ¿Quién no los trae?, respondo. Nadie puede mover el mundo solo. Mientras tanto, estemos atentos.

Manjar

Ayer por la mañana la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) llevó a cabo una rueda de prensa a unos pasos de la Casa de Gobierno. De inmediato, una patrulla tapó la 11 poniente. Más de siete personas, con radio y vestidos de civil, comenzaron a tomar fotos a los compañeros de la prensa. Sudaban, mandaban mensajes y llamaban sabrá Dios a quien. Todo culminó en paz. Los constructores sólo piden que la obra pública sea para chiapanecos y no se prioricen a los foráneos. Justo es el llamado. #PancheraLaOrejada // La recomendación de hoy esDescripción de la mentira de Antonio Gamoneda y el disco Antena de Zurdok. // Cuenta regresiva para la presentación de mi poemario Bitácora del capitán Francisco de Ulloa. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

@C_T1

palabrasdeotro@gmail.com