EDITORIAL/Autopromoción, recurrente necedad de los políticos de alquiler

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Julio 17 de 2017 .- No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza, el cambio de poderes en el territorio nacional está a la vuelta de la esquina y los suspirantes lo saben, pues aprovechan el minimo pretexto para autopromocionarse, destaparse, levantar la mano o lo que sea con tal de aparecer en las boletas electorales del 2018.

Lo anterior se ha vuelto en pan de todos los días, pues tanto a nivel federal como estatal, “los calientes” no pierden oportunidad para sugerirle a la ciudadanía por todos los medios a su alcance, que ellos podrían ser la mejor opción. Pero enfoquémonos en el caso especifico de Chiapas, que es lo que nos preocupa y debería de ocuparnos, por lo menos en teoría; porque en la práctica está claro que las autoridades competentes para ponerle un freno a los adelantados solo sirve como un espectador más, pues su actuar en la materia es nulo hasta el momento, y vaya que hay más de un@ que si merecen una sanción ejemplar.

Los suspirantes, aspirantes, calientes, adelantados, llámeles como quiera que para el caso es lo mismo; están con todo porque sencillamente no hay quien les ponga un alto. Los hay morados, azules, verdes, rojos, amarillos y los que si no les acomoda ningún color del arcoíris se van de gris, o lo que es igual; de independientes. Se publicitan como presidentes de Asociaciones, como legisladores, como presidentes de partido, como mesias, como hijos putativos, incluso; como payasos, que en realidad en ésta última clasificación encajan todos a la perfección.

Por más que inventen frases y se las memoricen como si de verdad las cumplieran, siguen siendo los mismos payasos de siempre, esos a los que ya estamos acostumbrados a ver cada temporada electoral y que saltan como el nucú en plena temporada de lluvias, que dicho sea de paso, las afectaciones que han dejado en los últimos días en la capital chiapaneca bién deberían de servirnos como referente para darnos cuenta que solucionar el problema del desazolve en los arroyos y el mantenimiento a los drenes pluviales, sigue siendo una asignatura pendiente para el que hace un par de años prometía que se encargaría del tema y que hoy funge como alcalde de Tuxtla Gutiérrez, sin presentar resultados palpables de su actuar en la materia.

Los políticos de alquiler, que por cierto nos salen bastante caros, deberían entender que antes de andarse promocionando con puras promesas, tendrían que ponerse a trabajar en acciones que verdaderamente se traduzcan en resultados para la ciudadanía, la cual merece  respeto ante tanta sinvergüenzada; pues no solo es una tomada de pelo el anticiparse a las campañas electorales y pretender que los ciudadanos les crean de nueva cuenta sus mentiras, si no que es una burla para quienes han depositado su confianza y los han beneficiado con el voto creyendo que cuando estén en el poder lo ejercerán en beneficio del pueblo.

Ojalá que las autoridades competentes se pongan las pilas y empiecen por sancionar esos actos anticipados de campaña disfrazados de informes legislatívos, entrega de sillas de ruedas, bastones; funciónes de cine en tu colonia o incluso brigadas médicas, y pongan en cintura a todos los que pretenden aparecer por lo menos, que no ganar; en las próximas elecciones del 2018 y justificar así que tienen una razón de ser, aunque solo sea de membrete.